Apostar Copa Del Mundo 2018

Apostar por los no favoritos en el mundial de Rusia 2018

4 marzo 2017
par admin

Una de las apuestas más interesantes para llevar a cabo en el próximo mundial de Rusia de 2018 es la de invertir algunos euros a que una de las selecciones no favoritas disputará la final o incluso ganará el campeonato. No hablamos de confiar ciegamente en una selección con posibilidades realmente remotas, sino de algún equipo que, si tiene suerte y llega en un buen estado de forma, pueda ir abriéndose camino (aunque casos más raros se han visto, por ejemplo, cuando la antiestética Grecia se alzó con el título de campeón de Europa en su edición de 2004 contra todo pronóstico…)

¿Repetirá Portugal?

Cuando comenzó la Eurocopa de 2016, casi nadie o nadie podía creer que Portugal se haría finalmente con el título, arrebatándoselo ni más ni menos que a los propios anfitriones. Pero el fútbol es imprevisible y no, no es justo, por eso el combinado luso de hace diez años, comandado por ilustres del fútbol como Rui Costa o Luis Figo, no ganó nada y su versión actual, con bastante menos talento y en la que Cristiano Ronaldo es una isla, sí. Pero la suerte es un factor que no hay que tomarse a la ligera y, curiosamente, el incremento en el número de equipos durante la pasada edición de la Eurocopa benefició profundamente al combinado luso. Gracias a ello pudo acceder a los cruces como uno de los mejores terceros. Al final, no repercutió en nada la nefasta fase de grupos que había cuajado, en la que cada choque fue sinónimo de empate (el último in extremis y gracias a la extraordinaria actuación del delantero del Real Madrid).

Entonces, ¿por qué no va a repetir hazaña en este Mundial el equipo dirigido por Fernando Santos? Si su principal estrella llega bien físicamente, y algunos de sus escuderos, como Moutinho, Nani o André Gomes, responden; no sería descabellado que, con poco que se alineen los planetas, los veamos pelear de nuevo por otro título internacional.

Italia, siempre cuando es necesario

Salvo sorpresa mayúscula, Italia tendrá que jugar la repesca (y ganar) si quiere disfrutar de una plaza en la cita mundialista de 2018. Parece que no pasa por su mejor momento y, tras ser arrasada, más por juego que por resultado, por España durante la liguilla de clasificación, son cada vez más los que creen que la plantilla comandada por el veteranísimo Gianluigi Buffon no hará más que el ridículo en Rusia. Puede ser, pero todos los que entendemos de este deporte sabemos de su capacidad competitiva. Pocas selecciones en el planeta fútbol son capaces de aumentar tanto sus prestaciones en los momentos de necesidad como el conjunto dirigido por Giampiero Ventura. No es gratuito, su historia los ampara: capaces de apear a la todopoderosa Alemania en el Mundial de 2006 y vencer a trompicones en la final a una técnica Francia.

Irán con las mismas intenciones en esta edición de 2018. Para ello cuentan con algunas dosis de talento (Verratti, De Rossi, Inmobile…) y la inestimable experiencia y acicate mental de los sempiternos Chiellini, Bonucci, Barzagli o el propio Buffon. Puede que ahora parezca una tontería, pero llegado el momento de la verdad, quizá no sea tan mala idea jugarse unos euros a Italia (como en tantas otras ocasiones).

Argentina, creemos en Messi y en Dybala

Nadie duda del descomunal poderío ofensivo de la albiceleste. Sin embargo, no logran alzarse con los títulos de prestigio. Algunos dirán que de lo que presumen arriba carecen abajo, otros, los más drásticos, se aferrarán a la mala suerte y a las conspiraciones interplanetarias. Pero lo que no se puede negar es que jugadores como Messi, Dybala, Di María, Pastore o Higuaín actúan como una caricatura de sí mismos cada vez que les toca enfundarse la elástica de su país. ¿Cómo es posible, por ejemplo, que un equipo que cuenta en sus filas con el que para muchos es el mejor futbolista de todos los tiempos, Lionel Messi, no sea capaz de ganar una Copa América o un Mundial?

La racha no puede durar siempre, van muchas tandas de penaltis y finales truncadas por algún giro inesperado. Es cuestión de estadística y el Mundial de Rusia de 2018 puede ser el año de la consagración definitiva de la pulga. Si el conjunto suramericano se clasifica (ahora mismo está en posición de repesca a falta de 2 jornadas), logra maquillar sus problemas defensivos y tiene algo de suerte en los cruces, no hay portería que la talla ofensiva de los jugadores que componen la delantera argentina no pueda perforar. Creemos, por lo tanto, que puede ser una muy buena apuesta y una más que posible fuente de alegrías.

Chile, ¿El tapado que nadie espera?

A priori puede parecer descabellado apostar por la roja, sin embargo, si nos detenemos a analizar más profundamente el asunto, puede que sea todo lo contrario: una sensata y sensacional opción. Sí, es posible que no sea una Francia, una Brasil, una Alemania o una España, pero su potencial es enorme y de seguro las cuotas de las casas de apuestas no lo van a reflejar, lo que probablemente convierta la apuesta de «Chile ganador del mundial» en toda una value bet.

Chile viene de ganar las dos últimas ediciones de la Copa América. Si lo llevamos al terreno de los Mundiales, su actuación de 2014 también fue notable: eliminada en los penaltis por Brasil en cuartos de final, pero barriendo a España (que defendía el título) en la fase de grupos. La selección del Cono Sur es correosa y cuenta con futbolistas excepcionales de la talla de Claudio Bravo, Vidal o Alexis Sánchez, además, la filosofía que dejó Sampaoli se ha visto muy beneficiada por su sucesor, Juan Antonio Pizzi, lo que la convierte en un plantel sólido y competitivo. El problema radica en que todavía no está clasificada y, a falta de dos jornadas, ocupa la sexta plaza, lo que la dejaría fuera de la cita mundialista. Pero si logra colarse, estamos convencidos de que hará un papel más que digno y, ¿quién sabe?, quizá compita por el preciado trofeo.

  • Mundial 2018

+18Juego Responsablejugarseguro jugarbien